Use bien sus equipos en teletrabajo para reducir los riesgos laborales

Cómo saber si un equipo móvil y SIM Card son compatibles con redes 4G
11 noviembre, 2020
Cómo vamos en educación virtual y lo que se está haciendo para mejorar
25 noviembre, 2020
Mostrar todo

Use bien sus equipos en teletrabajo para reducir los riesgos laborales

Datos valiosos para cuidarnos en el hogar en medio de esta modalidad, más con el apoyo de la tecnología.

El incremento del teletrabajo motivado por las necesidades propias de los cuidados por la pandemia del COVID-19, han llevado a que sea indispensable evaluar el nivel de responsabilidad y autocuidado de los colaboradores para que esta modalidad no se convierta en una amenaza debido a no tomar las prevenciones correspondientes.

Es por eso que el artículo 9 de Decreto 884 de 2012 acerca del teletrabajo indica que “las Administradoras de Riesgos Profesionales -ARP, en coordinación con el Ministerio del Trabajo, deberán promover la adecuación de las normas relativas a higiene y seguridad en el trabajo a las características propias del teletrabajo. Las Administradoras de Riesgos Profesionales deberán elaborar una guía para prevención y actuación en situaciones de riesgo que llegaren a presentar los teletrabajadores, y suministrarla al teletrabajador y empleador».

En ese orden de ideas, es determinante que los equipos de telecomunicaciones para el teletrabajo sean usados de la manera más adecuada posible para reducir las enfermedades y los riesgos propios de la actividad. Es por eso que MinTIC indica, entre otras recomendaciones, que se debe garantizar que los equipos de trabajo suministrados a los teletrabajadores tengan los medios de protección adecuados para la tarea a realizar.

Seguridad clave

Las normas de la ley en Colombia establecen obligaciones específicas para el teletrabajo para las Administradoras de Riesgos Laborales (ARL), que deben tener en cuenta tanto empleadores como empleados, a través del artículo 2.2.1.5.9. del Decreto 1072 de 2015. Entre esto surge la necesidad de promover la adecuación de las normas relativas a higiene y seguridad en el trabajo a las características propias del teletrabajo.

Este punto tiene una relación directa con el uso adecuado de los equipos de telecomunicaciones, ya que un mal cuidado de los espacios laborales pueden generar un riesgo no solo en el daño de las herramientas en cuestión, sino en posibles accidentes que pongan en peligro la integridad de la persona. De ahí que el artículo añade la importancia de elaborar una guía para prevención y actuación en situaciones de riesgo que llegaren a presentar los teletrabajadores, y suministrarla al teletrabajador y empleador.

En ese orden de ideas, el Ministerio del Trabajo, en alianza con Fasecolda, desarrolló una completa ‘Guía técnica para la promoción de la salud y la prevención de los riesgos laborales en el teletrabajo’, que en su descripción de normativa y factores a considerar en este sentido presenta acciones de prevención e intervención de los factores de riesgo, donde el punto de la tecnología tiene un espacio.

Consejos puntuales

Entre los riesgos a revisar es importante el buen mantenimiento de las instalaciones eléctricas del puesto de trabajo. Y presenta recomendaciones muy útiles:

– Evitar desconectar un equipo halando del cable.
– Procurar utilizar extensiones que garanticen la continuidad del conductor de tierra pues de lo contrario pueden generar cortocircuito y en ese mismo sentido evitar la sobrecarga de la toma de energía.
– Organizar el cableado debidamente organizado, sin que atraviese zonas de paso, que no interfieran con cajones, puertas, partes sobresalientes del escritorio o su cuerpo.
– Asegurarse que las tomas tengan polo a tierra.
– Compruebe el buen estado del cableado para no provocar un cortocircuito.
– Estar atento cuando el equipo de cómputo se encuentre defectuoso.

En el caso del uso de la diadema, es importante tener en cuenta que si es para un solo oído, se debe hacer rotación de la diadema; buscar que los auriculares cubran la oreja completamente, no usar con un alto volumen y ubicar bien el micrófono. Eso evitará daños auditivos en el usuario.