Aportes del internet a los Objetivos de Desarrollo Sostenible en Colombia

FUTIC, el músculo financiero de las políticas sociales TIC en Colombia
30 octubre, 2020
Cómo saber si un equipo móvil y SIM Card son compatibles con redes 4G
11 noviembre, 2020
Mostrar todo

Aportes del internet a los Objetivos de Desarrollo Sostenible en Colombia

Para que los proyectos crezcan y las personas se capaciten es primordial la inversión público-privada, alianza que permitirá generalizar el uso del internet, ampliando las oportunidades para todos.

El aparato productivo, las instituciones, los ciudadanos, y los diferentes sectores sociales y económicos, han adoptado el internet como el principal insumo, para digitalizar la mayoría de sus procesos y actividades, para multiplicar los beneficios que les permite incorporarse al ecosistema digital y minimizar las desigualdades sociales y el impacto al medio ambiente.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son 17, y se propusieron por iniciativa de las Naciones Unidas como una agenda y compromiso universal con fecha de cumplimiento al 2030, teniendo como meta lograr que el mundo sea un lugar más sano y equitativo para todos sus ciudadanos. Según el Gobierno Nacional, “esta es una oportunidad clave que permite generar transformaciones y dar impulso político a temas de interés a nivel internacional, nacional y local, que permitan mejorar la calidad de vida de todos los colombianos”.

Por esta razón, se están redoblando esfuerzos para ampliar la infraestructura que permita llevar internet a todos los rincones del país, teniendo en cuenta que este servicio aportará para el desarrollo de cada uno de los 17 ODS.

Algunos casos puntuales

La sostenibilidad y la productividad en el campo colombiano están siendo apalancadas con más zonas rurales conectadas a internet, lo cual le ha permitido a los pequeños y medianos agricultores obtener en su celular información clave para sus cultivos (meteorología, estado de vías, contacto con proveedores, entre otros). Además, acceder a tecnologías como aplicaciones que les permiten hacer más eficientes sus procesos.

“Gracias a los sensores de humedad del suelo y a datos medioambientales, como la previsión de lluvias, podemos saber en qué momento y en qué zona regar con la cantidad de agua adecuada”, comentó César Guerrero, director del nodo oriente en la institución Centro de Excelencia y Apropiación en Internet de las Cosas (CEA-IOT) en Colombia.

En cuanto a la reducción de la pobreza y la igualdad de oportunidades, desde el 2015 se consolidó una alianza entre el Ministerio TIC y la ANSPE (Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema), la cual ha permitido, hasta la fecha, que más familias accedan a tecnología y conectividad; en ese entonces, el ministerio afirmó: «Estamos convencidos de que con la tecnología se pueden generar procesos para la ideación, diseño y desarrollo de soluciones que permitan a los colombianos más pobres hallar oportunidades que mejoren sus condiciones de vida».

Ahora, cuando el país y el mundo vive una de las crisis económicas y sanitarias más impactantes de la historia, se ha comprobado que los avances que se han hecho y que se seguirán haciendo para conectar a más colombianos con el apoyo de los proveedores de telecomunicaciones del país de internet, son la principal herramienta para mejorar sus condiciones de vida por medio del acceso a trabajo remoto, educación virtual y emprendimientos.

Profundizando aún más en el impacto del teletrabajo y estudio en casa por medio de dispositivos móviles (tabletas, celulares y computadores) conectados a internet móvil y fijo, también se ha permitido que las empresas minimicen el consumo de energía y aporten a reducir el calentamiento global.

La electricidad desperdiciada por las empresas colombianas en 2018, generaría luz para 300.000 hogares durante un año, y cada gran empresa puede consumir entre 15 y 25 millones de kilovatios-hora al año (kW/h), cifra equivalente a iluminar 35 hospitales durante 2019; estos datos de la firma Vértebra Soluciones, contextualizan el informe del Foro Económico Mundial, donde se sugiere la implementación de la llamada ‘energía inteligente’, aquella que utiliza redes de información y sensores de IoT (internet de las cosas) para su almacenamiento y distribución, la cual permitirá una mayor eficiencia, provocará una reducción en el precio del kW/h e incrementará el uso de las energías renovables dentro del mix energético.

Sinergia público-privada

Actualmente, cerca del 50% de los colombianos están conectados a internet, y la meta del Gobierno Nacional por medio del Ministerio TIC, fijada en el Plan Nacional de Desarrollo (PND), es que a 2022 al menos el 70% de la población (31,8 millones) tenga acceso a banda ancha de calidad. Esto se dará gracias a que se está consolidando la ampliación de la infraestructura en el país, rompiendo las barreras legales y permitiendo la expansión de las redes de los operadores, los cuales tienen como meta llegar a todas las zonas rurales de Colombia.
Trabajar para que más colombianos estén conectados a la nube, permitirá una mejor articulación entre el sector público – privado y los ciudadanos, acercándonos a la meta de cumplir con los ODS: (1) fin de la pobreza, (2) hambre cero, (3) salud y bienestar, (4) educación de calidad, (5) igualdad de género, (6) agua limpia y saneamiento, (7) energía asequible y no contaminante, (8) trabajo decente y crecimiento económico, (9) industria e innovación, (10) reducción de las desigualdades, (11) ciudades y comunidades sostenibles, (12) producción y consumo responsables, (13) acción por el clima, (14) vida submarina, (15) vida de ecosistemas terrestres, (16) paz y justica, y (17) alianza para lograr los ODS.