Asomóvil de acuerdo con la propuesta de una alianza público-privada anunciada por presidente Duque para conectar a todos los colombianos

A MENOS DE 27 DÍAS DE TERMINAR EL GOBIERNO, MINTIC NO DEBE ADELANTAR MILLONARIA SUBASTA DE ESPECTRO
12 julio, 2018
Mostrar todo

Asomóvil de acuerdo con la propuesta de una alianza público-privada anunciada por presidente Duque para conectar a todos los colombianos

Asomóvil apoya la visión compartida por el presidente duque para trabajar en conjunto con la industria y mejorar la conectividad del país.

(Cartagena 30 de agosto 2018) Los operadores Claro, Telefónica y TigoUne, agremiados en ASOMÓVIL recibieron con optimismo los anuncios del presidente Iván Duque sobre modernización de todas las instituciones y planes de ejecución del sector TIC, así como la eliminación de “tantas trabas” que frenan el desarrollo de esta industria.

ASOMÓVIL comparte la ruta expresada por el Presidente de adelantar reformas legales las cuales van a permitir que los actores del sector puedan trabajar en armonía para cerrar las brechas entre los colombianos menos favorecidos.

Hoy, en ANDICOM, por primera vez los representantes de Claro, Telefónica y TigoUne, presentaron los desafíos que enfrentan en el desarrollo de la industria de las telecomunicaciones en Colombia.

“Estamos transitando hacia una economía digital, enmarcada por una gran necesidad de infraestructura que soporte la conectividad del país. En 2020 los datos que transcurrirán mensualmente en la red serán 10 veces más de los que se generaban cada mes en 2015. Esto requiere que se siga construyendo la infraestructura necesaria”, señaló Marcelo Cataldo, presidente de TigoUne.

“Estamos convencidos del rol fundamental de las telecomunicaciones en el país, y la oportunidad única que tenemos para construir en los próximos años un ecosistema digital donde se masifique la conectividad para los colombianos. Estamos seguros que esta es la base para que los usos productivos de las nuevas tecnologías apalanquen la productividad empresarial del país en todos los sectores”, indicó Juan Carlos Archila, Presidente de Relaciones Internacionales de América Móvil y el Presidente de América Móvil en Colombia.

Por su parte, Fabián Hernández, Presidente CEO de Telefónica Colombia, recordó que “el sector decreció durante más de dos años debido al impacto negativo de la depreciación -cercana al 80%-, que tuvo un efecto directo sobre los costos y el menor consumo. Así mismo, las cargas tributarias del sector terminaron por afectar los incentivos a la inversión que han venido disminuyendo desde 2013. Este panorama evidencia la importancia de tomar medidas para la reactivación sectorial y darle un impulso a la inversión en infraestructura”.

Precisamente, con el objetivo de dar un nuevo impulso a esta industria los tres directivos aprovecharon el marco de Andicom para presentar sus propuestas.

Marcelo Cataldo de TigoUne propuso ampliar el plazo del uso del espectro, eliminar barreras y habilitar de manera general la prestación de servicios de TV cerrada, consolidar la política de prevención y seguir en el camino de la simplificación regulatoria.

Juan Carlos Archila de América Móvil señaló que la necesidad de incentivar la inversión a través de condiciones razonables para las subastas, promover la migración de las redes 2G y ajustar las cargas tributarias y las contraprestaciones.

Finalmente, Fabián Hernández de Telefónica señaló que es crucial que los recursos públicos se enfoquen en cerrar la brecha digital a través de multiplicadores de la inversión, un fondo único sectorial que permita ampliar la cobertura, la utilización directa de las contraprestaciones y un regulador único que cuente con un marco moderno que reconozca la realidad tecnológica.

Para ASOMÓVIL, Colombia inicia un periodo de gran trascendencia para consolidar su ecosistema digital, a partir de esfuerzos privados y políticas públicas adecuadas para promover la
inversión, la innovación y el bienestar de la sociedad.
Algunos estudios, como el de Convergencia Research para Asiet, calculan que las inversiones que necesita el país para cerrar la brecha digital, entre los años 2013 y 2020, con respecto a los países desarrollados, y descontando la inversión ya realizada, debería ser de 22 billones de pesos.

Hoy más que nunca, y ante los retos tecnológicos, el país necesita una industria vigorosa, con inversión, seguridad jurídica y focalización de los recursos públicos.